Imprimir
 Foto: Iván Quintero Gemma Suárez, con una selección de sus diseños de joyas.
Gemmasu cubre el hueco entre la alta joyería y la bisutería
21/01/2010 / Redacción

Tras esta marca se esconde, Gemma Suárez, una joven emprendedora onubense, que en tan sólo poco más de un año ha conseguido posicionarse en el difícil mercado del diseño. Tras varias colecciones de “joyitas” lanza ahora su primera línea de vestidos.

La oportunidad le llegó por azar, ella misma lo cuenta, el resto ha venido con esfuerzo y constancia y una pizca de suerte. Hace poco más de un año de las manos de Gemma Suárez nacía Gemmasu, una marca de joyería, eslabón perdido entre la alta joyería y la bisutería. “Empecé diseñando cosas para mí y mis amigas, complementos, algunos trajes...”. Las pequeñas muñequitas que hacía para su hija y que empezó a llevar a modo de broche marcaron el punto de inflexión cuando en una tienda de complementos sevillana se interesaron por venderlas. Más tarde, animada por el éxito de este producto y por los propietarios de estas tiendas de complementos, lanzó su primera colección de joyas o ‘joyitas’, como las denomina ella, que también gustaron. “Me considero muy afortunada”, insiste.

Sus diseños han sido recomendados en revistas como Ragatazza o Elle y ya pueden adquirirse, además de en Huelva (Pilar Peña, Gemio’s y Llanes), en Sevilla, Córdoba, Cádiz, Madrid, en Barcelona “y en trámites está Málaga”. Fácilmente, también se puede acceder a ellos a través de la tienda on line de su web.

Los diseños. Gemma Suárez trabaja con piedras semipreciosas y oro de 14 kilates. Lo hace desde un pequeño taller que ha montado en su propia vivienda y ella se encarga de todo el proceso, diseño y producción. Al menos por el momento, mientras el volumen de negocio se lo pueda permitir. “Todo ha sido muy rápido, pero aún así yo he querido ir siempre poco a poco, paso a paso, soy muy conservadora en eso”, comenta la creadora de Gemmasu. Según la estación del año, combina colores. De esta forma, por ejemplo en verano, es fácil encontrar entre sus diseños de anillos, collares, pulseras o pendientes el coral y las turquesas. "Y las perlas, siempre. Me gustan mucho", confiesa.

Proyectos. En la actualidad, Gemma está inmersa en una nueva línea de trabajo: el diseño de ropa. Ha preparado una pequeña colección, “con un corte sencillo, francés, y tejidos elegidos en Bali por ella misma” para ir empezando en este campo que asegura “es el que más me atrae”.

Inmersa está también en afianzar su propia marca, “estoy renovando la marca, es importante cuidar la imagen, quiero hacerlo todo más profesional”, asegura. Su intención es afianzar su carrera como diseñadora, no dejarse llevar simplemente por el éxito repentino, para que la vida de Gemmasu sea larga y próspera.